Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


viernes, 16 de febrero de 2018

Efectos de la música de la esclerosis múltiple

Coral del Centre d´Esclerosi Multiple de Catalunya (CemCat)

yyoconestosnervios / 16/2/2018

25 ensayos clínicos avalan la eficacia de la música para mejorar el estado de ánimo, depresión, calidad de vida, recuperación funcional y capacidades neuromotoras, además de destacar la ausencia de efectos secundarios en la aplicación de dicha terapia
El término musicoterapia, según La Federación Mundial de Musicoterapia, se refiere al uso de la música y sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizado por un musicoterapeuta cualificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. Tiene como fin desarrollar potencialidades y restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento.
A cualquier paciente, una enfermedad o accidente laboral, le cambia su vida habitual y a veces, necesita una ayuda emocional para hacer frente a su estado. Además de vivir con los síntomas de la enfermedad, tienen la difícil tarea de admitir que es posible que exista un deterioro paulatino de sus facultades debido a la neurodegeneración. Esta idea puede causar angustia, tristeza, temor, impotencia, por lo que estas personas deben encontrarse mentalmente fuertes y emocionalmente equilibradas para evitar los sentimientos negativos y el desarrollo de enfermedades colaterales, como la depresión o la ansiedad. Es ahí donde la Musicoterapia, aparece como una gran aliada para salir adelante.
En Estados Unidos la musicoterapia se emplea desde los años 60. Tanto en Estados Unidos, como en Australia o Gran Bretaña se empezó a trabajar con música después de la Segunda Guerra Mundial. La idea era trabajar con los estados de ánimo de las personas que estaban en el frente de guerra, porque padecían severos traumas cerebrales derivados del combate. Entonces, no solamente se actuaba sobre su estado de ánimo sino también sobre lo motivacional y su calidad de vida. Durante la posguerra y cuando los soldados regresaron fueron hospedados en residencias. Allí, las enfermeras utilizaban música para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.
El objetivo principal de la musicoterapia es intentar mejorar el desarrollo general del paciente que padece alguna patología traumatológica, (accidente) neurológica (como consecuencia de cualquier accidente) teniendo en cuenta como fin el bienestar del mismo. Los recursos utilizados para el tratamiento con MT, fundamentalmente se centran en lo lúdico y lo creativo y así poder acceder las áreas del desarrollo evolutivo de estos pacientes que tienen algún problema temporal en su vida, cuyas edades son muy variadas.
Los objetivos específicos, están centrados el aprendizaje cognitivo, físico, afectivo y social; así se mejora el movimiento y la coordinación, Mejora la memoria, Reduce la depresión y la ansiedad. Manejo del estrés. Mejora la comunicación verbal

Se trabajan las siguientes áreas: Cognitiva.. Discriminar, reconocer las palabras.). Praxias: Pronunciar correctamente los diferentes fonemas. (Problema causado por traumatismo y otros neurológicos). Gnosias: Percibir y reconocer la forma y las características físicas –visuales, auditivas, olfativas, gustativas– de las personas y de los objetos del entorno. Física-motriz: Llevar ritmo y coordinación, con o sin desplazamiento, sentados, de pie, bailar, tocar, cantar a la vez… Focalizar y mantener la atención musical. Social-emocional. Estado de ánimo y autoestima: Elevan su estado de ánimo y autoestima, se dan cuenta de que lo hacen bien, y es una experiencia exitosa. Interactúan con los compañeros y musicoterapeuta a nivel verbal, gestual, psicomotriz. También a nivel no verbal (contacto físico, escucha musical
Según los estudios los pacientes muestran un alto grado de satisfacción puesto que se encuentran más relajados y positivos, y además empatizas con otros pacientes. En musicoterapia salen emociones, tanto de alegría como de tristeza, se consiguen logros casi impensables, sonrisas difíciles de sacar, ejercitar la memoria, el cuerpo y tantas cosas más…La MT tiene un poder tan grande y puede llegar tan lejos, que algunas veces los medicamentos no consiguen el mismo resultado. Así que podía decirse también, que es un analgésico rápido y eficaz.
Los datos son claros y evidentes: existe una mejora significativa en los pacientes, bien desde el punto de vista físico, psicológico, sensorial, emocional o sociológico.
Andrómeda

jueves, 15 de febrero de 2018

La manipulación de la mielina


Unos investigadores australianos han descubierto que la actividad eléctrica de las células nerviosas desempeña un papel clave en el crecimiento de la mielina. Su descubrimiento en laboratorio podría abrir la vía para la realización de nuevas intervenciones dirigidas a fomentar la reparación de la mielina en personas con EM.

Last updated: 15th February 2018


Un equipo de investigadores liderado por científicos australianos ha descubierto que estimular las células nerviosas en el cerebro favorece que la mielina se deposite en torno a dichas células nerviosas. Su descubrimiento en laboratorio podría abrir la vía para la realización de nuevas intervenciones dirigidas a fomentar la reparación de la mielina en personas con EM.
Las células nerviosas, o neuronas, envían señales a través de los axones desde y hacia el resto del cuerpo para mover músculos y permitirnos sentir, interpretar e interactuar con el mundo que nos rodea. Muchos axones están protegidos por una capa aislante denominada mielina, que permite que las señales nerviosas se desplacen a gran velocidad y que además suministra nutrientes a las neuronas.
En la EM, esta capa de mielina sufre daños y se vacía, lo que reduce la capacidad de las neuronas para comunicarse entre ellas y altera la transmisión de señales entre el cerebro y el resto del cuerpo. Esta alteración es la que produce los síntomas de la EM. Con el paso del tiempo, sin la protección y los nutrientes de la capa de mielina, la célula nerviosa muere y se producen daños irreversibles.
En la investigación sobre la EM, los esfuerzos se están centrando en descubrir maneras de restablecer los niveles de mielina cuando estos se vacían por causa de la enfermedad. Un planteamiento consiste en descubrir cómo se produce el recubrimiento con mielina de las células nerviosas durante un desarrollo cerebral normal. Comprender estos mecanismos podría revelar claves importantes para crear terapias dirigidas a fomentar la regeneración de la mielina y poner fin así a algunos de los síntomas de la EM, con la posibilidad de invertir la discapacidad producida.

La actividad eléctrica
Ahora, por primera vez, un grupo de científicos ha descubierto que el nivel de actividad eléctrica de una célula nerviosa establece el grado de mielinización de la misma.
En este estudio, publicado en Nature Communications, el Dr. Tobias Merson (Instituto de Medicina Regenerativa de Australia/ARMI en la Universidad de Monash) y su equipo han demostrado que estimular los axones individuales en cerebros de ratones aumentaba la producción de células generadoras de mielina, denominadas oficialmente oligodendrocitos. Se descubrió que estos oligodendrocitos prefieren depositar mielina en los axones activados y la mielina en dichos axones también formaba una capa más gruesa. Por el contrario, reducir la actividad de las neuronas también reducía su nivel de mielinización.
Desde hace ya algún tiempo, se sabe que aprender a realizar determinadas tareas, como hacer malabarismos o tocar instrumentos musicales, aumenta el grado de mielinización en el cerebro. Este estudio, que indica que la cantidad de mielina en torno a una célula nerviosa depende de su nivel de actividad, podría explicar este fenómeno. Este descubrimiento fundamental podría ayudarnos a explorar nuevas vías para fomentar la reparación natural de la mielina en los cerebros de las personas con EM.

Aunque esta investigación se encuentra aún en fase inicial, supone un importante paso adelante y podría sentar las bases que nos permitan manipular la reparación de la mielina. Los planteamientos terapéuticos que aumentan la activación de determinadas células nerviosas se podrían complementar con fármacos que favorezcan la remielinización, reduciendo o posiblemente invirtiendo la discapacidad de una persona con EM.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Los cambios en el olfato podrían ser un marcador de la actividad y la progresión de la Esclerosis Múltiple.


Se han publicado los resultados de lo que se considera el primer estudio que evalúa los cambios en la función olfativa durante el curso de la Esclerosis Múltiple y su correlación con la actividad de la enfermedad.
Los trastornos en la función olfativa se han ido reconociendo cada vez más en diferentes enfermedades inflamatorias y degenerativas del sistema nervioso. En la Esclerosis Múltiple se puede presentar un problema en la identificación de los olores entre el 30% – 75% de los pacientes . En general, los trastornos olfativos son más severos en la Esclerosis Múltiple Progresiva y en estadíos más avanzados.
Se han publicado los resultados de un estudio de 3 años de duración realizado en 151 pacientes con Esclerosis Múltiple y 30 controles sanos en los que se valoró la función olfativa (umbral, discriminación e identificación de los olores) y la influencia de las recaídas y la discapacidad en la función olfativa a lo largo del tiempo.
Los investigadores de este estudio concluyen que: “la función olfativa en las personas con Esclerosis Múltiple cambia con el tiempo”. La alteración del umbral es transitoria y predice la actividad inflamatoria de la enfermedad, mientras que la identificación y discriminación de los olores se asocia con la progresión de la discapacidad.
Por lo tanto, los trastornos en el olfato podrían ser un parámetro útil y fácil de obtener para controlar a los pacientes con respecto a la inflamación y la neurodegeneración de la Esclerosis Múltiple.

Se requieren estudios adicionales en los que incluyan la valoración de los datos de la Resonancia Magnética y biomarcadores en el suero y en el líquido cefalorraquídeo para evaluar el potencial de la función olfativa como un biomarcador de la Esclerosis Múltiple.

martes, 13 de febrero de 2018

Estimular las profundidades del cerebro con luz y nanopartículas

Activación no invasiva de las neuronas en el centro de recompensa del
cerebro del ratón, usando proteínas flourescentes g-Fos y EYFP y
nanopartículas UCNP. / SHUO CHEN Y THOMAS J. McHUGH 

PUBLICADO EN 'SCIENCE'


JANO.es · 09 febrero 2018

Científicos del instituto RIKEN de Japón han comprobado que se puede aplicar luz externa para estimular el cerebro de un ratón con la ayuda de nanomateriales

En los últimos años se han comenzado a usar neuronas con elementos modificados genéticamente para que se activen o inhiban como respuesta a la luz, un campo denominado ‘optogenética’ que ha producido importantes avances para conocer los mecanismos subyacentes a la función y las enfermedades del cerebro.

Sin embargo, las ondas de luz azul-verde que se emplean para manipular las neuronas tienden a dispersarse cuando se aplican dentro del cerebro, lo que obliga a suministrarlas mediante sondas de fibra óptica que hay que introducir hasta la zona de interés.

Como alternativa, un equipo internacional de investigadores liderados desde el RIKEN Brain Science Institute de Japón ha desarrollado una nueva técnica optogenética que permite la activación o inhibición neuronal mediante la aplicación externa de luz en el cráneo, en lugar de la invasiva sonda.

Esta técnica, que de momento solo se ha probado en ratones, algún día podría complementar o ampliar los métodos que se usan en la actualidad para la estimulación cerebral profunda y los tratamientos para trastornos neurológicos en humanos.

La novedad del nuevo enfoque, cuyos detalles se publican esta semana en la revista Science, es el uso de las llamadas nanopartículas de conversión dopadas con lantánidos (UCNP, por sus siglas en inglés), que se inyectan en la región cerebral deseada. A continuación se aplican, mediante láseres, haces de luz infrarroja cercana, que atraviesan fácilmente el cerebro desde el exterior del cráneo.

Las nanopartículas interactúan con la luz infrarroja y esta se convierte en las ondas de luz azul-verde necesarias para la estimulación neuronal. Cuando los investigadores introdujeron las nanopartículas UCNP en el cerebro de los animales, el microscópico electrónico confirmó que estas se mantenían alojadas en el área donde se habían inyectado.

"Las nanopartículas parecen ser bastante estables y biocompatibles, por lo que son viables para su uso a largo plazo”, destaca Thomas McHugh, líder del grupo de investigación en el instituto RIKEN, “y, además, la baja dispersión significa que podemos apuntar a las neuronas objetivo de forma muy específica".

Activar o silenciar neuronas

El equipo utilizó este método para activar las neuronas de varias áreas del cerebro, así como para silenciar la actividad convulsiva provocada por algunas de ellas. En ratones condicionados para paralizarse en ciertas circunstancias, también se logró que superaran este impedimento cuando se aplicó la nueva técnica optogenética.

Este estudio se valora en otro artículo de Science, en el que ha participado el investigador Wolfgang J. Parak de CIC Biomagune en San Sebastián, donde se señala: “Es un paso hacia un cerebro controlado ópticamente. Con los avances tecnológicos, un día se podrían estimular ópticamente las neuronas en las profundidades del cerebro humano, y esto podría ayudar al tratamiento de pacientes con enfermedades como el párkinson”.






Logopedia en esclerosis múltiple



La logopedia es una disciplina socio-sanitaria que tiene como objetivo prevenir, diagnosticar y tratar estos trastornos, para conseguir una adecuada comunicación y una deglución eficaz y segura.
Un logopeda es un terapeuta de la comunicación cuyas funciones son prevenir, evaluar, diagnosticar y tratar los trastornos de la comunicación humana (lenguaje, habla y voz) y de la deglución; De la misma forma, se encarga de trabajar las alteraciones asociadas a la comprensión y expresión del lenguaje oral y/o escrito y no verbal.
La disartria es un síntoma que afecta al 25-55% de los pacientes con esclerosis múltiple (EM). Se caracteriza por una articulación imprecisa de las palabras, fluctuaciones en la voz (en la velocidad, en el ritmo y en la melodía del habla) y por fatiga vocal. Las personas con disartria tienen dificultades para producir ciertos sonidos o palabras. La pronunciación es inadecuada (como si se enredaran las palabras) y el ritmo o velocidad de su habla cambia.
A ello se añade, a veces, la disfasia o dificultad para producir y/o entender el lenguaje oral y escrito y de recordar palabras específicas. Ambas suponen dificultades en la comunicación del paciente con EM.
Por otro lado, es frecuente que aparezcan problemas para comer y beber con seguridad debido a dificultades al tragar (disfagia).
La intervención temprana del logopeda es muy importante; es importante consultar a un profesional que pueda detectar, evaluar, y valorar las capacidades del paciente y, a continuación, busque y adapte estrategias útiles para mejorar la comunicación, teniendo en cuenta las habilidades, necesidades y el contexto del afectado.
Es de suma importancia mencionar que el logopeda no solo actúa cuando los problemas del habla y/o de la deglución ya están presentes en la persona con EM, sino que también debe considerarse la prevención, que consistirá en preparar al paciente adecuadamente para que cuando los síntomas aparezcan disponga ya de estrategias para enfrentarse a ellos de la mejor forma.
Objetivos terapéuticos de la Logopedia en la Esclerosis Múltiple:
  • Mejorar la calidad de comunicación de los pacientes.
  • Asegurar la seguridad y eficacia alimenticia de los pacientes.
  • Recuperar parcialmente lo que se ha deteriorado.
  • Desarrollar, en la medida de lo posible, las funciones que aún persisten.
  • Compensar las funciones más deterioradas con otras más funcionales.
  • Homogeneizar las alteraciones de la voz, el habla y el lenguaje.
  • Mantener funcionales y eficaces las capacidades que complementan la comunicación.
Para ello, el logopeda trabaja en:
  • La respiración y la coordinación fonorrespiratoria, aumentando la capacidad respiratoria y dándole un uso correcto para que el paciente no se quede sin aire al final de las frases o para que hable más alto.
  • El ritmo y la inteligibilidad: Se entrena la velocidad del habla y las pausas que se realizan en el discurso.
  • Articulación de las palabras: Se pretende mejorar el control de la pronunciación de los sonidos.
  • Voz: se trabajan las dificultades vocales que provocan que la voz suene más ronca, áspera, estrangulada, muy baja o exista fatiga vocal.
  • Deglución: adaptando la dieta, trabajando la musculatura implicada y adoctrinando sobre las maniobras seguras para tragar.
…por Natalia (Logopeda en Esclerosis Múltiple Burgos)


Colesterol y esclerosis múltiple: pautas para una dieta equilibrada


12/02/2018  FEM

Un estudio reciente ha hecho más evidente el vínculo entre el colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL) y la actividad inflamatoria en la EM.

Es bien sabido que una alta presencia de colesterol de baja densidad, o colesterol LDL, produce perjuicios en la salud general y supone un mayor riesgo de afectaciones cardíacas y lesiones cerebrales. Asimismo, existe otro tipo de colesterol de alta densidad, el colesterol HDL, uno de cuyos beneficios conocidos es que evita la adhesión excesiva de LDL a las paredes de las arterias, protegiendo así el corazón. Recientemente, científicos norteamericanos y checos han descubierto que el HDL también protege la barrera hematoencefálica (BHE) al evitar que las sustancias dañinas ingresen en el cerebro y la médula espinal.

En el caso de los pacientes con esclerosis múltiple (EM), esta función se ha asociado con la actividad inflamatoria: el estudio ha demostrado que el colesterol HDL puede proteger al cerebro de una parte de los daños causados por la condición. Así funcionan, de hecho, algunos de los fármacos que se prescriben para tratar la EM.

El estudio, realizado por científicos de Nueva York y Praga, ha incluido el seguimiento a 154 pacientes con EM durante cuatro años desde el inicio de la enfermedad. Una de las conclusiones del informe es que aquellos que tenían los niveles más altos de colesterol HDL en la sangre, presentaban menos marcadores de inflamación en el líquido cerebroespinal que los que tenían niveles inferiores de colesterol “bueno”.

Para mantener unos niveles adecuados de colesterol HDL se recomienda seguir una dieta variada y saludable rica en grasas no saturadas, presentes en pescados aceitosos (salmón, caballa y atún fresco), aceite de oliva, semillas, productos lácteos como yogur y queso con moderación, aguacates y nueces. 

Hay que evitar, sin embargo, otros tipos de grasas: es el caso de los alimentos fritos y procesados, que contienen grasas trans y que pueden elevar los niveles de colesterol de baja densidad y disminuir los de alta densidad. Es recomendable también dejar de fumar, dado que el tabaco eleva los niveles de LDL nocivo en sangre al mismo tiempo que disminuye los de HDL.

Por otro lado, los ácidos grasos omega-3 elevan selectivamente el HDL. Además, la ingesta moderada de bebidas alcohólicas, como una copa de vino, ayuda a mantener los niveles altos. No obstante, no se deberían superar las 14 unidades por semana. Hacer ejercicio cada semana aumenta los niveles de colesterol HDL y reduce los de LDL. 60 minutos de deporte a la semana pueden tener un impacto positivo, por lo que tampoco es necesario hacer actividades muy exigentes de manera habitual.

Cabe destacar que, aunque ningún tipo de dieta ha demostrado poder cambiar el pronóstico de la esclerosis múltiple, cada vez se hace más patente la importancia de los hábitos saludables en los pacientes a la hora de sobrellevar la EM.

Acceso al documento original:

Colesterol y EM: una pareja extraña. Disponible en:

www.livinglikeyou.com/es/stories/detail/cholesterol-and-ms-an-unlikely-pair




lunes, 12 de febrero de 2018

Novedades en los tratamientos para enfermedades inflamatorias

Cuando se producen demasiadas citoquinas, la inflamación puede descontrolarse y dañar el propio organismo

domingo, 11 de febrero de 2018

Disfunción eréctil en la esclerosis múltiple: esta lesión en el cerebro es la responsable

Crédito de imagen: BodyParts3D/Anatomography. En Wikipedia


Redacción TiTi  2018-02-05

La disfunción eréctil en la esclerosis múltiple está relacionada con lesiones en una parte del cerebro llamada ínsula, que investigaciones previas han vinculado al funcionamiento eréctil. Factores como la duración y la gravedad de la enfermedad no parecen influir, según los resultados de este estudio. 

Las alteraciones en el funcionamiento sexual son MUY comunes en la esclerosis múltiple (EM), tanto en mujeres como en hombres. En las primeras la dificultad para llegar al orgasmo es el principal problema, mientras en ellos lo es la disfunción eréctil.

Siempre se ha considerado que las dificultades para lograr o mantener una erección están relacionadas con las lesiones en la médula espinal, que impiden una adecuada transmisión del impulso nervioso entre las regiones implicadas en la erección.

¿Y las lesiones en el cerebro no influyen? Pues sí lo hacen y una investigación reciente, publicada en Journal of Neurology, logró identificar el lugar exacto: la ínsula o corteza insular, una región de difícil acceso escondida entre los lóbulos temporales, frontales y parietales.

Pruebas de neuroimagen funcional realizadas en hombres adultos sanos durante investigaciones previas, habían hallado que la ínsula se activaba durante el funcionamiento eréctil.

El nuevo estudio no solo identifica la importancia de las lesiones en esta región en el funcionamiento sexual de los hombres con EM, sino además confirma la gran prevalencia de disfunción eréctil entre los pacientes: 45.2 % de los estudiados tenía algún grado de afectación.

Las lesiones en la ínsula influyendo en la disfunción eréctil en la esclerosis múltiple.

Los investigadores estudiaron a un total de 31 hombres con esclerosis múltiple, algunos con la forma recurrente-remitente y otros con la forma secundaria progresiva.

Recogieron datos sobre su funcionamiento sexual así como de otras variables clínicas, además de realizar pruebas de neuroimagen.

A través de métodos estadísticos analizaron qué factores parecían influir en la disfunción sexual y ahí surgió la ínsula, o más específicamente, las lesiones en la corteza insular del hemisferio izquierdo, que son las que más importancia parecen tener.

Igualmente interesante son los factores que parecen no influir en la disfunción eréctil entre los hombres con EM, entre ellos:

Edad

Severidad de la enfermedad

Duración de la enfermedad

Depresión

Disfunción vesical e intestinal

Afectación sensoriomotora de las extremidades inferiores

Volumen total de lesiones cerebrales

Sin embargo, los autores señalan que puede haber otras áreas implicadas en la disfunción eréctil y que no han sido identificadas en este estudio.

También admiten que las pruebas de neuroimagen de la médula espinal solo le fueron realizadas a 19 pacientes, con lo cual la importancia de estas lesiones pudo haber quedado escondida.

Sin embargo, aún con limitaciones, el estudio tiene mérito: señala una región implicada en la disfunción eréctil en los hombres con esclerosis múltiple y refleja el gran problema de esta alteración entre los pacientes, un síntoma que puede quedar ignorado ante la preocupación por controlar otras manifestaciones de la enfermedad.






Problemas de memoria y otros problemas cognitivos en la esclerosis múltiple


Dunia Chappotin  2018-02-09

Los problemas de memoria en la esclerosis múltiple, además de otras alteraciones cognitivas, con muy comunes e ignorados. Sin embargo, pueden llegar a interferir (que no impedir) el normal desarrollo de actividades del día a día.

Puedes llegar a sentirte incómoda por el hecho de siempre tener dificultades para encontrar la palabra que buscas. Simplemente no te sale, la conoces, sabes que está por algún sitio de tu cabeza, pero cuando la necesitas no sale.

O puede que al llegar al supermercado no tengas idea de todas las cosas que ibas a comprar y que necesitas. O que olvides citas que se supone que, por su importancia, no debieras olvidar.

Y esas cosas le pueden suceder a todos, claro está, solo que en tu caso hay un detalle más: tienes esclerosis múltiple. Y no, los problemas de memoria en la esclerosis múltiple no son casualidad.

¿Qué problemas cognitivos en la esclerosis múltiple son los más comunes?

Primero, ¿ya sabes qué son los problemas cognitivos? Igual te lo explico rápido: son alteraciones en el normal funcionamiento de los procesos cognitivos, esos que nos permiten memorizar, hablar, atender, realizar varias cosas a la vez, planificar, etc.

Pues bien, en las personas con esclerosis múltiple se han identificado áreas especialmente vulnerables:

Aprendizaje y memoria

Recordar información reciente, por ejemplo, la que te pudo dar hace menos de una hora un compañero de trabajo, y recordar actividades que tienes que realizar, como pasar por el pan antes de ir a casa, parecen ser los problemas de memoria más comunes en las personas con EM.

Y eso que a primeras no parece muy importante, cuando sucede día tras día, llegando a afectar el rendimiento en el trabajo y obligándote a hacer un esfuerzo extra para tenerlo todo “ahí”, puede ser realmente frustrante.

No poder confiar en nuestra propia memoria genera ansiedad e inseguridad.

A eso hay que añadir que nuestra capacidad de aprender ya no es la misma; ojo, no es que no se pueda aprender, al contrario, sino que nos va a llevar más esfuerzo precisamente por las alteraciones que hay en los procesos que hacen posible el aprendizaje.

Atención y concentración

Otra de las quejas frecuentes: la capacidad de concentrarse en una tarea, más si es por largos periodos de tiempo, puede estar muy afectada. Y hacer más una cosa a la vez puede ser muy difícil.

Si te interrumpen en medio de una actividad que demanda cierta concentración, volver al punto en que estabas puede tomar más tiempo del habitual.

Velocidad de procesamiento de la información

Si notas que las cosas ya no salen con la misma facilidad que antes, que te toma más tiempo y esfuerzo, que incluso en una conversación cotidiana tienes que esforzarte para poder seguir el ritmo, entonces es posible tu velocidad para procesar la información haya cambiado, algo que no es extraño en la EM.

Lenguaje

El lenguaje de forma general no parece sufrir grandes cambios, aunque ya hicimos referencia a un problema puntual y muy común: la dificultad para encontrar la palabra adecuada en el momento que la necesitas.

Se puede dar el popular fenómeno de la “palabra en la punta de   lengua” que puede ser muy frustrante, sobre todo si estás en medio de una acalorada discusión y después, sola en casa, es que te vienen todas las palabras e ideas que debiste decir ¡arrggg!

Es importante mencionar que no todas las personas con EM experimentan estos problemas cognitivos, aunque se supone que más del 50% de los pacientes tienen algún grado de dificultad con estos procesos.

¿Por qué ocurren?

La primera respuesta es muy clara y seguro ya la supones: la enfermedad y los cambios que provoca a nivel del sistema nervioso central, en especial en el cerebro.

Pero hay factores que pueden acentuar los déficits cognitivos y otros que aparentemente sí, pero no.

Entre estos últimos hay que mencionar la evolución de la enfermedad. A primeras puede pensarse que mientras más avanzada está la EM, mientras más discapacidad tenga una persona, más dificultades intelectuales tendrá.

Pero no es así, no es una relación lineal. Existen pacientes con marcada discapacidad física que, sin embargo, se mantienen sanos cognitivamente. Y pacientes sin discapacidad que día a día tienen que enfrentar los obstáculos que les impone una mala memoria.

Igualmente hay que tener en cuenta que la fatiga, tan común entre las personas con esclerosis múltiple, acentúa los déficits cognitivos, al igual que lo hace el estrés, la ansiedad, las temperaturas elevadas y la humedad.

¿Cómo se tratan?

Lamentablemente, la ciencia está muy atrasada con el abordaje terapéutico de las alteraciones cognitivas en general, no solo en la EM. Llegamos a superar los ochenta años de vida con excelente salud, excepto salud cognitiva.

Como resultado, las estrategias son más compensatorias que terapéuticas en sí. Algunos consejos, muchos de sentido común que seguramente ya implementas:

Reconocer cuando hay un problema, es el primer paso para buscar solución

Identificar las principales actividades afectadas y proponer estrategias compensatorias para cada una de ellas.

Listas, las listas son tu mejor aliado. Listas de todo lo que debemos hacer.

Respira, si por un momento no recuerdas una palabra o te cuesta concentrarte, tómate un momento para relajarte y volver a empezar. La buena noticia es que no es alzhéimer, la palabra está ahí, no se ha ido.

Usa las alarmas del móvil para ayudarte a recordar citas importantes, también los días y horarios de la medicación.

Comparte tu situación con tus amigos y familia, así ellos pueden comprender y ayudar.

Cuando una actividad te demande un esfuerzo cognitivo, intenta realizarla en un lugar tranquilo, sin distracciones, recuerda que la atención y la concentración pueden no ser tu fuerte.

Puedes valorar la posibilidad de realizar estimulación cognitiva o consultar con un neuropsicólogo que te oriente en las mejores estrategias a desarrollar.

Cada situación puede llevar una estrategia de afrontamiento diferente y en ti está buscar la mejor solución.

¿Cómo evolucionan estos problemas de memoria en la esclerosis múltiple?

La realidad es que no hay una respuesta absoluta. Los problemas cognitivos en EM no son como los que se presentan en otras enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer, donde el curso natural e irremediable es ir a peor.

En la EM algunas personas pueden experimentar cierto empeoramiento de sus habilidades, mientras otras permanecen estables, incluso, las hay que pueden mejorar.


El deterioro, si se produce, es lento.




jueves, 8 de febrero de 2018

Bacterias que pueden frenar la EM



/ 7/2/2018

En la actualidad se estima que alrededor de 2,3 millones de personas en el mundo padecen esclerosis múltiple. Esta enfermedad autoinmune, que afecta al sistema nervioso central (al cerebro y la médula espinal) en general suele iniciarse a edades tempranas, entre los 20 y 40 años.  Pero, si los estudios siguen dando frutos, la Prevotella histicola podría pasar a la historia como la bacteria intestinal que sana la esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmune, según los investigadores de la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos.
Investigadores de la Clínica Mayo, junto a otros colegas de la Universidad de Iowa, informaron sobre el descubrimiento de que ciertos microbios del intestino humano pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la EM. Los resultados se publicaron en la revista especializada Cell reports.
A pesar de que los probióticos han estado en uso durante siglos, hay pocos datos que muestran cómo estas bacterias pueden aportar beneficios contra una enfermedad existente fuera del intestino. El equipo investigador ensayó muestras de microbios intestinales de pacientes en un ratón modelo de esclerosis múltiple. Para el estudio, 15 científicos trataron con tres cepas bacterianas, y observaron que uno de los microbios, el Prevotella histicola, logró suprimir eficazmente la enfermedad inmunitaria en el modelo preclínico de esclerosis múltiple causada por el ataque del sistema inmunitario a la vaina de mielina que recubre los nervios del cerebro y la médula espinal. No es la primera vez que se la vincula a efectos terapéuticos en enfermedades autoinmunes porque un estudio del año 2016 mostró que esta bacteria administrada oralmente a ratones modelos de artritis inflamatoria lograba disminuir la severidad de la enfermedad.
Todavía hay que esperar a nuevas investigaciones, hay que  tener en cuenta que estamos hablando de estudios hechos en animales pero, según el Dr. Joseph Murray pese a ser un descubrimiento inicial, muestra una puerta para más estudios. “Si logramos usar los microbios que ya se encuentran dentro del cuerpo humano para tratar las enfermedades que más allá del propio intestino, posiblemente nos encontremos a las puertas de una nueva era en la medicina”. Estamos hablando de usar bichos como medicamentos”.
Los científicos observaron que la administración de las cepas bacterianas se asoció a una disminución de células que promueven la inflamación, mientras aumentaban las células con efecto antiinflamatorio. Para el líder del proyecto de investigación y profesor adjunto de la Escuela de Medicina Carver de la Universidad de Iowa, Dr. Ashutosh Mangalam, investigaciones anteriores habían encontrado una falta de bacterias del género de las Prevotella en las personas con EM, es más, el tratamiento con fármacos modificadores de la enfermedad se asocia a un incremento de Prevotella
Son precisamente todos los estudios previos sobre este tema lo que hace a los científicos ver en la microbiota intestinal un blanco terapéutico muy atractivo para la esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes.

La investigación se financió gracias al Departamento de Defensa de EE.UU y a la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple.